DECISIONES DEL CONSEJO DE LA MAGISTRATURA

Causa: “Accatino Juan Manuel y otros s/denuncia”. 

Expte. Nro. CDM-20-0022

 

Tres días después de que los denunciantes solicitaran las actas de sorteo de designación de los magistrados subrogantes, el 8 de febrero de 2021, el Consejo de la Magistratura les notificó mediante una única Nota Nro. 28/2021 “CM” 3 decisiones -dos de ellas datadas en el mes de diciembre del año anterior y una tercera datada el mismo día en que se presentó-:

  1. Acta Nro. 16/20, del 11/12/2020: rechazo del pedido de recusación de la magistrada Liliana Piccinini.
  2. Acta Nro. 17/20, del 23/12/2020: rechazo del pedido de investigación por mal desempeño de la jueza subrogante Ma. Rita Custet Llambí. 
  3. Asimismo, y con remisión al Acta Nro. 17/20, el CDM decidió denegar el pedido de copias certificadas del acta de designación de los magistrados subrogantes en el caso con velocidad inusitada: el mismo día que fueron solicitadas -esto es, el 05 de febrero de 2021-.

 

  • Sobre la recusación de la magistrada Piccinini

 

 

Consejo de la Magistratura de la Primera Circunscripción Judicial

Acta Nro. 16/20

Fecha: 11/12/2020

Estado: rechazada.

Consejeros: Sr. Vocal del Superior Tribunal de Justicia Dr. Ricardo Apcarian (en calidad de presidente, reemplazando a Liliana Piccinini), la Dra. Ana Malis y los Dres. Leonardo Fantón y Manuel Casariego por los abogados; los señores Legisladores Facundo López, Lucas Pica y Nicolás Rochás por la Legislatura Provincial; la señora Secretaria del Consejo de la Magistratura Dra. Guillermina Nervi y el Dr. Enrique Mansilla (en abstención).

 

De manera preliminar a la votación, la jueza Piccinini -Presidenta del STJ y del Consejo de la Magistratura- presentó su posición en relación a la recusación solicitada por los denunciantes. Piccinini sostuvo que correspondía rechazar la solicitud de recusación y ofreció 2 argumentos: 

  1. de tipo formal, afirmó que correspondía el rechazo porque la solicitud se había realizado de forma extemporánea; y,
  2. dogmáticamente afirmó que  “no se encuentra comprendida en ninguna de las causales de excusación y que no tiene impedimento alguno para intervenir…”. Asimismo, Piccinini sostuvo que en la causa penal se apartó “porque había intervenido cuando integraba el Ministerio Público”.

 

El Consejo de la Magistratura -CDM- resolvió rechazar el pedido de recusación de la jueza Liliana Piccinini con sus mismos argumentos:

 a) De tipo formal, afirmaron que la presentación resulta extemporánea.

Vale recordar que los denunciantes se presentaron ante el Consejo de la Magistratura sin el acompañamiento de sus abogados. Es decir, lo hicieron por derecho propio. 

b) Dogmáticamente, afirmaron que los motivos alegados por los denunciantes no constituyen causal de recusación y que efectúan una interpretación errónea “en tanto el proceso disciplinario es de naturaleza distinta al proceso jurisdiccional”.

El argumento es dogmático, porque el CDM omite explicitar en qué razones basa la distinción de cómo deben interpretarse las causales de recusación según se trate de un proceso jurisdiccional o de carácter disciplinario. 

La jueza Piccinini al estar comprometida en su parcialidad para decidir la causa de los adicionales en la que ella misma se excusó, difícilmente pueda observar con imparcialidad un procedimiento donde se evalúa el desempeño de una jueza que confirmó en un todo su decisión.

c) Finalmente, sostuvieron un criterio de interpretación restrictivo sobre las causales de recusación asimilando el proceso disciplinario a uno jurisdiccional.

El CDM realiza una interpretación restrictiva y sin fundamento de las causales de recusación en un proceso disciplinario, al tiempo que reconoce que “las cuestiones de excusación y recusación tienen por objeto preservar la mejor administración de justicia, cuyo ejercicio imparcial es uno de los elementos que integra la garantía del debido proceso reconocida en el art. 18 de la Constitución Nacional”  

2) Sobre el pedido de investigación por mal desempeño contra la jueza subrogante Ma. Rita Custet Llambí.

Acta Nro. 17/20

Fecha: 23/12/2021

Estado: rechazada.

Consejeros: Dra. Liliana L. Piccinini, en su carácter de Presidenta del STJ y del Consejo de la Magistratura, Sr. Vocal del Superior Tribunal de Justicia Dr. Ricardo Apcarian; Dra. Ana Malis y los Dres. Leonardo Nicolás Fantón y Manuel Casariego por los abogados; los señores Legisladores Facundo López, Lucas Pica y Nicolás Rochás por la Legislatura Provincial.

El pedido de investigación presentado por los denunciantes se fundó en que la magistrada subrogante en el caso, Ma. Rita Custet Llambí, se desempeñó como Directora General de Asuntos Legales del Ministerio de Gobierno de Saiz durante parte del periodo investigado. En este sentido, a la jueza subrogante le asistía el deber legal y ético de apartarse de la causa con el fin de garantizar la imparcialidad del tribunal juzgador; y, sin embargo, no lo hizo.

El CDM, presidido por la magistrada Liliana Piccinini, resolvió por unanimidad desestimar sin más trámites y archivar la denuncia por mal desempeño efectuada contra la magistrada Custet Llambí el 5 octubre 2020.

Para resolver de este modo, el CDM ofreció las siguientes razones:

a) Sostuvo que los denunciantes debieron canalizar este planteo en el proceso jurisdiccional. Es decir, que debieron recusar a la jueza subrogante -esto es, solicitar que se aparte de la causa- en la instancia casatoria ante el STJ. 

El argumento es falaz. Pues, aún cuando la recusación no se hubiera planteado en juicio, lo cierto es que la jueza tenía el deber legal y ético de apartarse de la causa. Ese incumplimiento es el que debió evaluar el CDM pues lo que se cuestiona en su ámbito de competencia es el accionar de la jueza y no el de los abogados de los denunciantes. 

b) El CDM agregó que “…cabe destacar que en la causa “GONZÁLEZ FRANCISCO JAVIER Y OTROS S/INCUMPLIMIENTO DE LOS DEBERES DE FUNCIONARIO PÚBLICO S/ JUICIO S/CASACIÓN” (Expte. 30067/18/STJ), la integración del Tribunal con la Dra. Custet Llambi ha sido generada por el propio impulso de los letrados defensores de los denunciantes. En consecuencia, resulta a todas luces improcedente que ahora pretendan cuestionar su participación como Jueza Subrogante…” (resaltado agregado)

El CDM afirma, lisa y llanamente, que tiene constancia de que la jueza Custet Llambí ha sido designada de forma irregular. Ello no sólo supone la vulneración de garantías constitucionales básicas que implica la nulidad de todo lo actuado, sino que, además, constituye la comisión de uno o varios delitos. 

c) Finalmente, el CDM también sostuvo que “los hechos resultan ajenos a la competencia de este Consejo de la Magistratura, por no encuadrar en ninguna de las causales de enjuiciamiento estipuladas en la Constitución Provincial (art. 199, pto. 1), ni en los arts. 23 y 24 de la Ley Orgánica del Consejo de la Magistratura “K” N° 2434”.

El CDM realiza un recorte genérico y arbitrario de la legislación y omite referirse a regulación clave para evaluar el desempeño de la magistratura que tiene relevancia en este caso concreto. A modo de ejemplo: el artículo 201 de la Constitución Provincial; los artículos 43 y 45 del Código de Procedimiento aplicable al caso; y las reglas del Código de Bangalore sobre Conducta Judicial de 2001 adoptado por el STJ mediante Acordada 1/2007

3) Sobre el pedido de copias certificadas del acta de sorteo de designación de los magistrados subrogantes.

Fecha: 05/02/2021

Firma: Ricardo A. Apcarián, Presidente Consejo de la Magistratura

El mismo día de recibida la solicitud de copias del acta de sorteo de designación de los magistrados subrogantes, el Presidente del Consejo de la Magistratura, Ricardo A. Apcarián, resuelve no hacer lugar a la solicitud y remite a lo resuelto por el CDM referido a la desestimación de la denuncia por mal desempeño contra Ma. Rita Custet Llambí.  

El juez del STJ Ricardo A. Apcarián, también Presidente del Consejo de la Magistratura, integró el voto de condena en el caso, junto con los subrogantes Custet Llambí y Zimmerman. 

Los denunciantes solicitaron la apertura de la investigación por mal desempeño y aclaratoria de los fundamentos dados por el CDM.

 

Fecha: 23/02/2021

Estado: pendiente de resolución

Firmado: César Barbeito, Javier González, Juan Accatino, José Ongaro y Alfredo Pega.

 

Frente a la decisión del CDM que rechaza el pedido de investigación por mal desempeño contra la jueza subrogante Custet Llambí y la denegación de la copia certificada del acta de sorteo de designación de los jueces subrogantes Custet Llambí y Zimmerman, los denunciantes con patrocinio letrado solicitaron al CDM que amplíe los motivos en que fundó su decisión y que reabra la investigación.  El planteo fue el siguiente:

a) Ampliación: solicitaron que se reabra la investigación contra la jueza subrogante Custet Llambí en virtud de que en el caso se encuentra probado que la jueza fue funcionaria y tuvo intervención directa en los hechos investigados como Directora General de Asuntos Legales. Por tanto, el deber de excusarse no era opcional ya que obra como garantía de imparcialidad de los jueces.

b) Aclaratoria: solicitaron al CDM que aclare los fundamentos de su decisión cuando afirma que la designación de la jueza Custet Llambí “…ha sido generada por el propio impulso de los letrados defensores de los denunciantes. En consecuencia, resulta a todas luces improcedente que ahora pretendan cuestionar su participación como Jueza Subrogante…” (resaltado agregado). La afirmación es sumamente grave pues hace referencia a la existencia de un acuerdo entre abogados defensores y miembros del Poder Judicial para que Custet Llambí sea designada en la causa

c) Violación del deber de imparcialidad: no solo se ha acreditado el mal desempeño, sino que el propio CDM ha dado cuenta de ello al reconocer la existencia de un acuerdo a espaldas de los imputados para integrar el STJ con la magistrada Custet Llambí. El CDM, además de no haber incorporado la fundamental prueba del Sorteo de Magistrados para la integración del Tribunal, afirmó que fue elegido por defensores y por funcionarios judiciales. Finalmente, afirman que “a pesar de archivar la denuncia formulada, el Consejo de la Magistratura tenía conocimiento de que la elección de la magistrada se hizo de forma irregular y dicha irregularidad no sólo importa una falta que obliga a tramitar el presente sumario, sino que además viola las garantías constitucionales más elementales y por supuesto nulifica la actuación judicial llevada adelante hasta ahora”.

El CDM afirmó tener conocimiento de la designación irregular de al menos una jueza en la causa, y utilizó dicho reconocimiento para desestimar la investigación.

 La falta de excusación de la jueza Custet Llambí, sumada a su designación irregular y a la falta de constancias sobre la designación de los 2 jueces subrogantes que integran el voto de condena en el caso, debiera implicar una investigación exhaustiva sobre el desempeño de los actores judiciales en el caso y la nulidad de todo lo actuado.    

 De momento, todas estas constancias sólo supusieron la denegación de todo pedido de investigación referido a integrantes del Poder Judicial. 

Paralelamente, y aun cuando el pedido de ampliación de la investigación se encuentra pendiente de respuesta, el STJ resolvió conceder el recurso extraordinario y elevar el caso ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN). 

RELEVAMIENTO
DEL EXPEDIENTE

1. Preludio

En el año 2004, existió una causa igual a la que aquí se analiza. Hay identidad en las personas perseguidas, identidad en el objeto de la persecución e identidad en la causa de la persecución.

La causa se inició por la denuncia del ex-Ministro de Coordinación del Gobierno de la Provincia de Río Negro a cargo de Pablo Verani (1995-2003), Gustavo Adrián Martínez, a partir de una nota publicada el día 9 de febrero de 2004 en el Diario Río Negro por el periodista Adrián Pecollo.

2. Inicio de la causa

El 10 de febrero de 2011, César Barbeito presentó la lista de candidatos para participar en la interna de la UCR en representación de la “Concertación para el Desarrollo”. La integraban, entre otros: César Barbeito, candidato a Gobernador; Juan Accatino, candidato a Vicegobernador; Diego Larreguy, Alfredo Pega, Cristina Uría y Francisco González, candidatos a legisladores. Todos ellos, a su vez, eran ministros de la Administración Saíz en funciones.

3. Instancia de Juicio

El caso llega a la instancia de juicio con total falta de claridad en la imputación: tanto en relación a los hechos como al delito imputado, las personas involucradas y su participación. 

La regulación exige, bajo pena de nulidad (art. 319 del Código de Procedimiento, Ley K 2107), que los hechos y la calificación legal sean claros, precisos, circunstanciados y verificables desde la perspectiva probatoria, antes de iniciar la instancia de juicio. 

4. Instancia Casatoria

Decisión del Superior Tribunal de Justicia de Río Negro.

Jueces intervinientes: Sergio M. Barotto, Enrique J. Mansilla y Ricardo A. Apcarian, junto con los subrogantes Juez Adrián F. Zimmermann y Jueza Ma. Rita Custet Llambí
Fecha: 07/09/2020
Decisión: confirma la condena por 3 votos contra 2.

5. Relevamiento de la causa

Frente a la solicitud de los defensores de los imputados de que el caso sea revisado por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, el Superior Tribunal de Justicia de Río Negro decidió conceder el Recurso Extraordinario Federal. Es decir, que el propio STJ consideró que el caso debe ser revisado por la Corte Suprema

ACTUACIONES ANTE EL CONSEJO DE LA MAGISTRATURA

La Jueza Ma. Rita Custet Llambí.

La jueza subrogante María Rita Custet Llambí, del Superior Tribunal de Justicia de Río Negro que sentenció en el caso, formó parte del voto que confirmó la condena. La jueza, sin embargo, debió haberse excusado(1) de la causa pues fue funcionaria del Gobierno de Saiz durante el periodo investigado (2004-2011).
María Rita Custet Llambí se desempeñó como Directora General de Asuntos Legales del Ministerio de Gobierno de Río Negro en el período comprendido entre diciembre de 2007 a septiembre de 2009. Dado que es posible que la jueza subrogante Custet Llambí tuviera conocimiento de los hechos investigados y juzgados en el caso, le asistía el deber de excusarse en la causa.